ODRADEK.COM.AR

DOMICILIO DESCONOCIDO

Buscar: Ingreso de usuarios registrados en RespodoTodo
 

Número 68

Tú también puedes lograrlo

Continuando la serie de seminarios “Cómo mejorar tu vida” asistimos al de la Doctora Laf, quien promete “12 acciones simples que nos ponen en el camino a la felicidad”.

La oferta, tentadora como es, logró congregar un centenar de participantes, todos los cuales parecían haber cumplido con la consigna previa (bañarse en agua de rosas, dormir 24 horas de corrido, comer sólo alimentos blancos durante una semana). Laf comienza a interpelar al auditorio, “de ustedes depende su felicidad”.

“Primer problema -comentó la parejita sentada en la última fila que parecía no haber cumplido con lo de las rosas- vinimos hasta acá para que nos mande con las manos vacías, si fuera por mi, qué más quiero yo que ser feliz.

Pero no, no nos sale”, murmuraron. A continuación, y como prueba del éxito, al mejor estilo hollywodense, comenzaron a proyectar una película en la que no menos de 30 personajes famosos de los espectáculos menos prestigiosos agradecían a Laf su ayuda para lograr el éxito y la plena felicidad de la que gozan.

Una suerte de salvadora la experta, si nos llevamos por las palabras de los casos reales.

El video tomó cerca de una hora, y el seminario intensivo preveía cuatro en total.

La parejita seguía disconforme y murmuraba.

Ellos no se conmovieron con las lágrimas de falso celuloide.

Laf continuó explicando que debían llevarse adelante, de manera cuidadosa una serie de tareas, lo que garantiza que al llegar la felicidad uno está en condiciones de aceptarla.

“Tal vez, muchos de los que están aquí tuvieron oportunidad de ser feliz y la dejaron escapar”, sentenció. Finalmente, reveló la receta que nos ubicará en la autopista del bienestar: “Lo primero y más importante que deben saber es que, de acuerdo con estudios empíricos realizados, la generosidad y los actos de servicio desinteresado disminuyen los síntomas de depresión, angustia y tristeza.

Por lo que nos acercan al estado ideal”. La parejita no pudo evitarlo, y como si estuviera ensayado, gritaron a la vez “¡Pero si realizo actos de servicio para ser más feliz, cómo pasan por desinteresados!”. Con esta paradoja abandonamos el recinto antes de que Laf tuviera oportunidad de reaccionar. Mónica Kirchheimer Enviada especial al seminario, buscando rosas con las que bañarse.

Mónica Kirchheimer