ODRADEK.COM.AR

DOMICILIO DESCONOCIDO

Buscar: Ingreso de usuarios registrados en RespodoTodo
 

Número 48

La neblina en el ojo

Cuando bordeás la puerta ella te está mirando.

La costumbre de sus papeles en el suelo no te sorprende, intuís que lo que buscás no está en ese lugar.

Te vas desprendiendo el sobretodo mientras alguien dice que apareció muerta y no existió forcejeo.

Parece que ese cuerpo está calmo. Cuando sonó el teléfono estabas leyendo.

Saliste de tu habitación para ir a buscarla.

La noche se aburre de tu presencia y esperás que alguien te mire de frente y te diga que tu sombrero desentona, que los tipos solitarios se pierden despacio.

La oscuridad deja que leas con lentitud. Ahora estás en la escena.

La ciudad se ondula a medida que te acercás al cuerpo y le tocás el pelo.

Levantás la mirada y a la altura del hombro divisás un libro.

A Belén no le gusta leer.

Solo le gustan las flores.

Por segunda vez la ciudad se ondula y se marea.

Abrís el libro que lleva una dedicatoria a tu nombre.

Sólo dice: “un hombre con sobretodo camina solo mientras la ciudad lo lee”

Laura Gibilaro