ODRADEK.COM.AR

DOMICILIO DESCONOCIDO

Buscar: Ingreso de usuarios registrados en RespodoTodo
 

Número 47

Tus imágenes

Tus imágenes se me imponen, se sobreponen al diario vivir, a lo que resulta del mirar regular y constante -la mirada necesaria-.

Tus imágenes ganan seguido sin querer, sobreviven por su propia naturaleza, por fuerza mayor.

No dicen a qué vienen ni de dónde provienen.

Tampoco alcanzaría para saber dónde ubicarlas.

Qué hacer con ellas.

Armarles, tal vez, si pudiera, acaso si supiera, un futuro mejor.

Si es eso lo que buscan, trataré.

Siempre y cuando consiga reproducir el sabor hondo de tu aliento, no para esparcirlo ni para guardarlo, sólo para saber que lo entendí.

Ese aroma del aire que envolvió tu palabra con todo tu organismo y te puso a salvo de estar presente todo el tiempo.

Y señaló, por señalar, un dedo tuyo cuya uña extrañó el calcio y no el ajo, y se onduló de más, como una madreperla.

Cuando encuentre en el camino de piedras y de pasto alguna alcantarilla, algún escaso escombro de laja despeñada que me recuerde tu mano: fuente o base de caracoles partidos que lastiman suavemente, pulen la espalda de apuro en una caricia por encargo.

Siempre y cuando vuelva a ver sin ya mirar el lagrimal distraído que conversa, la punta de los pelos de la frente que ahí llegan o de ahí surgen, de un modo tan sutil.

Nora Martinez