ODRADEK.COM.AR

DOMICILIO DESCONOCIDO

Buscar: Ingreso de usuarios registrados en RespodoTodo
 

Número 36

Bien informadas

- ¡Qué tal Raquel! ¿Cómo anda Oscar? -no quiso saber Dora mientras hacía la cola en la verdulería envuelta en una bufanda que apenas dejaba ver sus ojos. - Bien...

ahora tiene un poco de tos, pero es una gripe común nomás, vio que a nosotros los viejos no nos da...

-contestó Raquel amasando un tomate. - Sí, no nos da, es lo que yo le digo a Carlos, no hay que tener miedo, lo importante es prevenir, yo por eso estoy tranquila –mintió Dora al tiempo que se acomodaba mejor el barbijo/bufanda y retrocedía un paso-.

Dicen que son 100.000 muertos ya, ¿vió? - Sí, o más Dora, o más.

Parece que es peor que en Honduras –contestó Raquel y soltó el tomate ya blandito en el cajón. - ¡Pero claro! ¿Cómo no va a ser peor si en Honduras enseguida cerraron todo? Hasta el presidente se fue...

y acá como si nada andamos –enfatizó Dora casi fuera de sí.

- Pero en Estados Unidos tampoco están bien, mire a Michael Jackson...

Dicen que se contagió del puto ese de Peña...

qué asco, lo que es la promiscuidad.

Así se va a morir toda la juventud... - Acá –dijo Dora con el índice de una mano en alto mientras con el de la otra empujaba disimuladamente el tomate reblandecido hacia el piso-, acá los únicos que andan bien son los dueños de las tintorerías, y eso gracias a la hermana de Gabriela Micheletti. - Y claro, ellos no se contagian porque están siempre al calorcito y este virus parece que se reproduce al fresco –analizó Raquel, que con un pañuelo se limpiaba agüita de la nariz. - Yo por si acaso me pongo bien bien repelente por todo el cuerpo –agregó Dora corriéndose aún más atrás para que un rayito de sol le diera en la frente. - Ah, sí, con repelente siempre porque también se transmite por el mosquito.

Por el mosquito y por el chancho.

Mire usted, estas cosas nuevas.

- Esto pasa porque hacen invernaderos a lo loco para cultivar esa soja transgénica, tiran misiles, matan ballenas...

no sé adónde vamos a parar –dijo Dora.

- La culpa es del gobierno, como dice Oscar, por eso nosotros lo votamos a Macri para diputado, él va a hacer las cosas bien –se enorgulleció Raquel, que ahora tenía la Carilina húmeda y hecha un bollito en la mano izquierda y con la derecha machacaba unas bananas llevándoselas cada tanto a la nariz para comprobar la frescura con todos los sentidos. - ¿Y usted qué va a hacer? –preguntó intrigada Dora con cara de asco. - ¿Yo? Churrasquito con ensalada que es lo que más le gusta a Oscar, ¿por? - No, que qué va a hacer con ese pañuelito, Raquel.

No sé si sabrá que los pañuelitos no se tiran así nomás, tiene que dejarlos en el CGP más cercano o llevarlos a Green Peace...

o al hospital Malvinas Argentinas, para que los desactiven. - ¡Ah, no sabía! Por ahí lo que hago es llevarlos a Cáritas, ahí siempre saben qué hacer con las cosas que uno lleva.

Y son agradecidos. - En eso tiene razón.

Acá lo único que nos va a salvar es la solidaridad.

La solidaridad y la información.

Yanina Bouche