ODRADEK.COM.AR

DOMICILIO DESCONOCIDO

Buscar: Ingreso de usuarios registrados en RespodoTodo
 

Número 34

El tratamiento

¿En qué consiste el tratamiento, con exactitud? ¿Así lo llaman? –pregunto finalmente. “Es un tratamiento pero también es un juego interactivo, puede ser grupal o individual pero lo importante es fijar objetivos previos y crear situaciones interactivas y que todos conozcan el programa P-A-N.

En grupo es bárbaro porque es más barato para cada uno.

El tema es poder siempre analizar los estímulos y las respuestas y descubrir qué parte de cada persona, el Padre, el Adulto o el Niño, produce a cada estímulo y cada respuesta y averiguar de qué parte provienen, y llegar a un equilibrio”. En este punto, Nacho Selfman se detiene.

Quizá siente que su parte Padre, al tener que darle tanta información a alguien que lo desconoce todo, ya está cumplida, y teme que su parte Niño aflore o quizá sea bloqueada.

También es probable que su parte Adulto no pueda con todo o quizá sea el triunfo de la parte Niño.

Pero de cualquier modo aprovecho la ocasión para despedirme y averiguar por mi cuenta lo que falta.

Tal vez esto sea la manifestación de una impaciencia Niño o un abuso autosuficiente de la parte Padre.

Sin embargo, detenerse a tiempo, parece Adulto.

Sólo sé que ya es bastante. En un capítulo de su libro, plagado de redondeles y flechas que no designan otra cosa más que el P-A-N en distintas versiones, encuentro algo que me gusta. Nacho Selfman asegura que le encantan los adolescentes y los jóvenes.

Constituyen su fuente principal de interés porque son más dúctiles y sensibles, dice. Es evidente que él se siente uno de ellos, de lo contrario los jóvenes no serían adultos y él se convertiría en Padre, porque para Niño, a pesar de sus esfuerzos, ya está grande. Me detengo en la transcripción de una entrevista terapéutica realizada con una adolescente que ya ha tenido cinco sesiones de tratamiento individual y diez de tratamiento en grupo. La experiencia no terminó bien para la ella. “La joven paciente opuso resistencia hasta el final” –aclara Nacho en un comentario posterior. Y sí, Nacho, la gente, por suerte, se defiende.

Graciela Avram