ODRADEK.COM.AR

DOMICILIO DESCONOCIDO

Buscar: Ingreso de usuarios registrados en RespodoTodo
 

Número 33

Varios

En unas pruebas de laboratorio, aquel ratón había recibido una dosis elevada de ciertos químicos que atrofiaron su cerebro a la vez que le dieron el don de la palabra.

Le resultó fácil conseguir trabajo en Disney.

Aproveche para verlo, actualmente el parque ofrece interesantes promociones. Los investigadores lo habían predicho: ese día a las 15 la temperatura de la Tierra comenzaría a elevarse hasta alcanzar, en apenas 48 horas, los 150 grados centígrados.

Ni bien se enteró, Flavia corrió a comprarse un buen bronceador: le gustaba el verano. El bebé entró al baño, estiró la mano y alcanzó la maquinita de afeitar.

Se la llevó a la boca.

Se seccionó la lengua en mil pedazos, y lloró.

La madre maldijo a su esposo.

El hombre, desesperado, sacó la hoja de afeitar y se cortó las venas.

¡Ese día hubo mucho que limpiar! El perro caminó hasta la esquina.

Miró a un lado y a otro.

Dudó.

Dobló a la derecha, hizo diez pasos y frenó en seco.

Dio media vuelta, regresó.

Cruzó la vereda al trote.

Meó un poste y ladró.

De repente comprendió que su vida estaba llena de sentido. Ya en los 80 se había hecho bastante conocido en el barrio por las imitaciones de Michael Jackson.

Bailaba y cantaba igual que él.

Continuó perfeccionándose durante los 90, década en la que se curtió un par de niños y sacudió a su hija por la ventana. ¿Adivine qué estoy cantando? ¡Tan-tan-tan-tan taaaan taaaan! ¡Tan-tan-tan-tan taaan taaan! ¡Tan-tan-taaan-tan tan-tan-taaan-tan! ¡Tan-tan-tan-tan-taaan-taaaaaaaaaaaan! Perfecto, era esa.

Yanina Bouche