ODRADEK.COM.AR

DOMICILIO DESCONOCIDO

Buscar: Ingreso de usuarios registrados en RespodoTodo
 

Número 8

A la distancia

Estoy recostada en la o, en la cuna que se arma naturalmente en su parte inferior.

Desde acá puedo pegar un salto hacia el renglón de abajo y pararme sobre el punto de la i, o colgarme de la cola de la g para descender.

Seguir bajando hasta el último renglón es fácil si me agarro de las eles y me tiro como por un caño. También puedo caminar sobre el filo de la hoja, y mirar la hilera de letras que se pierde hacia la costura del centro.

A veces me mando por el margen hasta abajo y me entretengo con el paginado: recorrer los números una y otra vez puede ser interesante cuando se está rodeado de letras. Subo y bajo, subo y bajo, y ahora creo que es tiempo de dar vuelta la página.

Me paro en una esquina, me mojo las suelas y me pongo a correr hasta que debajo puedo empezar a ver lo que sigue y entonces, con esfuerzo, tiro la página vieja para atrás y empiezo otra vez.

Camino por encima de las palabras, de derecha a izquierda y de izquierda a derecha, bajando sólo en los espacios para tomar aire.

Después salto y empiezo con otro renglón.

Algunas veces, cuando llega un punto, paro, me recuesto, lo uso de almohada.

Otras, retrocedo. Parecerá increíble, pero a pesar de tener tan recorrido este libro, no logro comprenderlo.

Creo que va a ser necesario alejarme un poco, tomar distancia para captar el conjunto porque así, me pierdo.

Yanina Bouche