ODRADEK.COM.AR

DOMICILIO DESCONOCIDO

Buscar: Ingreso de usuarios registrados en RespodoTodo
 

Número 33

Varios

El subte comienza a andar.

Ella le lanza dos miradas. La segunda anula la primera, que había sido directa y audaz. Él no le saca los ojos de encima.

Pero sí el celular. ************ Falta para juntarse por el aniversario; no saben si van a reconocerse.

Julián encuentra la casa de Andrés, un estresado social.

Abre sin esperar, con un saludo abierto, fragoso, inmediato.

Se cubre la cara cuando siente el ardor del disparo. ************ La ciudad se repara, se reparte, se ofrece. Brilla en la penumbra, titila, destila, trasnochada. Con exceso el turista la alquila, la compra.

Y con razón devuelve mi balcón, lleno de hojas secas y babosas. ************ Tenía la piel tan blanca y abultada, tan carnosa y frágil, que de cada cosa donde se apoyaba le quedaba la marca todo el día.

Así, iba coleccionado sobre su piel el recuerdo de sus contactos. ************ Viendo a Mevielle Mauretón, una francesa entrada en años-carne que todavía tenía un pensionado en Barracas, se podían admirar sus rasgos, del tipo de los que prometen engañosamente haber sido los más bellos en su época.

************ Nos separaba un trecho de muro con su enamorada.

Contra esa pared, del otro lado, había una cabina vacía, un gran acorazado pintado de verde inglés, como los bancos del jardín.

Era todo lo verde que había.

La enredadera crecía amarilla por falta de sol.

Nora Martinez