ODRADEK.COM.AR

DOMICILIO DESCONOCIDO

Buscar: Ingreso de usuarios registrados en RespodoTodo
 

Número 32

A los lectores de los cuentos seniles

A los lectores de los cuentos seniles Cuando el director de esta prestigiosa publicación me encargó que escribiera una columna con relatos para gente de mi edad, entendí que la revista quería rendir, en mi persona, un homenaje a los mayores, a escritores que, si bien no permanecen en los primeros puestos de venta, han contribuido, de una u otra manera, a la historia de la cultura nacional.

Pero grande fue mi error.

A partir de mi primer relato de la serie “Cuentos seniles”, una andanada de correos electrónicos y mensajes de texto hicieron colapsar los sistemas de comunicación de la redacción.

Pronto comprobamos que estábamos en presencia de un verdadero éxito.

- Has descubierto un nicho –me felicitó el director, haciendo la salvedad que en el caso de los cuentos seniles, la proximidad con el nicho era obvia- Lo teníamos tan cerca y nunca lo habíamos visto –dijo. Publicado el segundo cuento en nuestro número de enero de 2009 la repercusión se multiplicó.

Los correos electrónicos alentándome a continuar con nuevos relatos se mezclaron con ofrecimientos de firmas interesadas en promocionar sus productos para combatir el reuma o los cementos para dentadura postiza, u otros de mis lectores pidiendo caracteres más grandes.

El mes de febrero olvidé entregar el texto para la fecha de cierre de la publicación y entonces corrieron por los distintos blogs los rumores acerca de una enfermedad que me aquejaba, o que había conocido a una señora en el chat con quien estaba viviendo una tórrida historia de amor que me mantenía tan ocupado que ponía en peligro la continuidad de los cuentos seniles. Nada de eso es cierto, con el brío que me da la experiencia, continuaré, mientras el señor director de la revista me permita hacerlo, publicando las historias que tanto nos reflejan y nos emocionan.

Tenemos en preparación un blog para compartir sanamente las cuestiones que nos interesan.

También desarrollaremos el proyecto de facebook, con una base donde iremos actualizando día a día las altas, bajas y defunciones de los miembros.

Como verán, estamos llenos de proyectos impulsados por la respuesta de nuestros amigos lectores.

Es que, lo que quería decir al principio, es que este espacio es un homenaje, no a los escritores, como pensé en un primer momento, sino sobre todo, a los lectores de cierta edad, a ustedes.

Roberto Gárriz