ODRADEK.COM.AR

DOMICILIO DESCONOCIDO

Buscar: Ingreso de usuarios registrados en RespodoTodo
 

Número 31

Hay que tener dos

Hay que tener dos - ¡Y yo qué me iba a imaginar! ¿Viste que cuando compré el depto me dijeron que antes leyera bien el reglamento del consorcio? Bueno, yo ni lo miré y lo firmé así como venía.

Es que, escuchame, un tres ambientes de 150 metros cuadrados por ese precio no existía...

estaba a un cuarto de su valor real...

¡qué iba a mirar! El tema es que el reglamento lo dice bien clarito en su artículo 48: “sobre el sorteo y la votación: todos los propietarios deberán participar del sorteo anual que se realiza ante escribano público por el cual saldrá elegida una unidad de las 60 que integran ambos cuerpos del edificio.

Quienes vivan en la unidad que salga elegida, en el plazo de una semana de haber sido avisados, deberán seleccionar por votación a un integrante de la familia para su eliminación”.

Y después aclara: “No vale auto votarse”, y dice que “en caso de empate se eliminará al más joven de la familia”.

Mirá vos qué guachos.

¡Y no va que este año salimos sorteados nosotros! La puta madre...

¡nunca ganamos ni un chupetín y nos ensartaron con esta! Una vecina que hace como 10 años que está acá, viuda ella, me explicó que metieron la cláusula para ponerle un poco de adrenalina al asunto...

están chiflados...

qué sé yo.

- O sea que vos, Sandro o Vicky, alguno de los tres, va a tener que irse... - ¡Ma' qué irse ni irse! Te eliminan de la faz de la tierra, eso es.

Hay tantos votos como integrantes de la familia haya.

En este caso somos tres miembros, así que son tres votos...

Yo no tengo mucho que pensar, por mí que cague Sandro.

Es mi marido pero entre él y mi hija, muere él...

eso está claro.

El voto de Sandro es cantado porque va a razonar igual que yo.

El tema es el voto de la nena...

Está la cuestión del género y eso podría jugar a mi favor, pero también en contra porque no puedo dejar de ver que Vicky siempre fue “la beba de papá”.

Me muero yo, se muere la competencia de ella, ¿entendés? Es el ABC de la psicología.

No sé qué hacer, porque si la trato demasiado bien como para disuadirla va a sonar falluto y va a terminar de definirse a favor del padre, pero si la trato mal...

La situación es terrible, ¡no me quiero morir! - ¿Viste? Yo te preguntaba para cuándo el segundo, para cuándo el segundo y vos ni bola.

Ahora otro sería el cantar. - ...

Yanina Bouche