ODRADEK.COM.AR

DOMICILIO DESCONOCIDO

Buscar: Ingreso de usuarios registrados en RespodoTodo
 

Número 24

Siguiendo las reglas
Patnejo

Quiero llamar al estrado al Sr.

Escobar – se dirigió el Dr.

Guzmán hacia el juez.

Escobar avanzó hacia el asiento de madera, y tras jurar con la mano sobre la constitución, tomó asiento.

-Señor Escobar ¿a qué se dedica? – comenzó el interrogatorio el abogado. -Soy cazador – respondió tímidamente. -Y como cazador debe estar familiarizado con la reglamentación del bosque…¿no es así?- continuó. -Si, estoy familiarizado – volvió a contestar sin demasiados detalles, tal vez siguiendo el consejo de su abogado defensor, que asentía con la cabeza. -En particular sabe que el artículo doce indica que “con el fin de evitar que ciertas especies peligren, existe una restricción periódica a la cacería de determinados animales”- leyó desde un grueso libro en cuya tapa podía leerse el texto “Reglamento del bosque” -Sí, estaba al tanto. -Y sabía usted que el artículo trece indica que “la prohibición de cazar ciertas especies será informada mediante el uso de carteles distribuidos estratégicamente por todo el bosque”-siguió el leguleyo sin prestar atención a la respuesta de Escobar. -Sí, lo sabía perfectamente – comenzaba a alterarse el acusado. -Muy bien.

Le voy pedir por favor que dirija su mirada hacia la pantalla que se encuentra a la derecha – indicó el abogado mientras dejaba el libro sobre la mesa.

Con una señal le indicó al alguacil que apagara las luces de la sala mientras encendió una lámpara de escritorio dirigida hacia la pantalla.

Se sacó el saco, se levantó las mangas de la camisa e interponiendo sus manos entre la lámpara y la pantalla las acomodó hasta que logró proyectar una sombra determinada.

-Protesto.

Esto no es necesario- se alteró el abogado defensor intentando detener la demostración. -Su Señoría, quiero probar un punto- rogó el Dr.

Guzman. -Bueno, pero hágalo pronto- dijo el juez. -Dígame Sr.

Escobar, la figura oscura sobre la pantalla ¿tiene alguna forma que a usted le resulte familiar?- le preguntó el abogado. -Sí, es un conejo – contestó Escobar mientras que su abogado defensor le hacía señas para que dijera que no.

-Quiero que queden en el registro que la sombra que estoy haciendo representa a un conejo- indicó el abogado.

Reacomodando sus manos para cambiar la forma proyectada repitió la pregunta.-¿Y ahora ve alguna figura familiar? -Sí, eso es un pato- volvió a contestar Escobar.

El abogado defensor negaba con su cabeza sin lograr llamar la atención del acusado. -Por favor enciendan las luces- pidió el Dr.

Guzmán y se dirigió a los miembros del jurado-¿han visto cómo este cazador puede distinguir perfectamente entre un pato y un conejo?.

No más preguntas.

El abogado defensor se puso de pie y se dirigió al acusado. -Le voy a hacer una única pregunta Escobar- le anticipó- ¿por qué mató al conejo sabiendo que era temporada de pato? -Es que el conejo dijo “CUAC”-contestó Escobar.

Mariano Quintero