ODRADEK.COM.AR

DOMICILIO DESCONOCIDO

Buscar: Ingreso de usuarios registrados en RespodoTodo
 

Número virtual 1

Acción fantasmal

Tenemos en pantalla a Anton Zeilinger, el inventor más reciente de la mecánica cuántica.

Dice que podemos matar sin matar a nadie: ¿cómo es eso, profesor? Estoy trabajando en pasar propiedades de ciertas partículas de luz a otras.

Es un fenómeno conocido como quantum teleportation.

Llamémoslo acción fantasmal: transfiero propiedades, no materia, nada que ver con matar.

- Igual lo que está diciendo me parece terrible.

¿Quiere decir que se puede hacer lo mismo con personas? En teoría, sí.

Los átomos en sí no tienen ningún valor, lo que importa es el orden en que están organizados, esto hace que yo, sea yo. Es terrible, profesor.

Discúlpeme: Usted puede agarrar a un tipo, extraerle sus propiedades y transferirlas a otro ¿Qué pasa con el primero, se murió? Estoy hablando de fenómenos cuánticos, no tengo la menor idea de lo que puede pasar si entro en el mundo de los humanos.

- Haga un esfuerzo, profesor. No puedo, ¿quién sabe cuáles son las posibilidades y los límites de la teleportación? A lo mejor dentro de mil años seremos capaces de teleportar una taza de café.

Pero atención, una interferencia infinitesimal, puede implicar que llegue sin mango.

No quiero imaginar, lo que podría ocurrir con un ser humano. - Acá tenemos a otro invitado que disiente un poco con Ud., profesor.

Presentamos al doctor Roy Ascott, que sostiene que la verdadera revolución de la era digital es habernos liberado del ser y de sus propiedades,¿Es así, doctor? - Así es, dice Ascott .

Las posibilidades de la computadora nos han liberado de esa temida idea del ser unificado con la que Freud y su banda se hicieron ricos.

En el mundo virtual todo es posible y no hace falta esperar un milenio para llevar una taza .Porque hay una infinita serie de tiempos.

.

Somos libres, estamos hechos de muchos seres; y en lugar de torturarnos con que debemos ir a lo profundo enterrado en el inconciente, podemos vivir nuestras distintas personas en varios lugares y al mismo tiempo. q Es muy destructivo todo esto, Second- dijo First, y apagó el receptor. La superficie líquida se esfumó a un gris blancuzco. q Así es como están las cosas –dijo Second, –Y al mismo tiempo todo sigue siendo mucho más simple.

Apuntó con mucho cuidado su viejo Colt, e hizo fuego. q Ahora yo soy First- murmuró sin ganas hacia el bulto que no acababa de derrumbarse. Barcelona, setiembre/07

Carmen Arriaga