ODRADEK.COM.AR

DOMICILIO DESCONOCIDO

Buscar: Ingreso de usuarios registrados en RespodoTodo
 

Número 23

Haiku

Si tuviera la habilidad de poder escribir así breve como hacen los orientales, sería enteramente más feliz.

Pero, lamentablemente para mí y los diagramadores de esta publicación, nací de este lado del mapa: occidental y neurótica.

No es que esto signifique que escriba mucho, sino que muchas veces no veo la forma de decir eso que (supongo) quisiera expresar sin dar tantas vueltas que marea la sintaxis.

Si los haikus son o no buenos, es otro cantar.

Pero es la quintaesencia de la concentración y el “brevismo” (permítaseme el neologismo).

En dos o tres versos a lo sumo, todo un mundo resumido en pocas sílabas.

Imaginemos si Proust hubiera sido japonés: 8 tomos reducidos a un par de pares de líneas, como mucho, y ya está: el tiempo recobrado sin tanta lata. En fin: claramente la precisión del verbo y la claridad del sintagma no se han hecho para mí.

En cambio, son bienvenidas las digresiones, los desvíos y las elusiones; Las palabras que derivan y se conjugan en un maremagnum de sinsentido, como a la espera de la revelación.

Parece que no se han dado cuenta aún de que no tengo desde hace rato nada más para decir.

Por eso, creo que no estaría nada mal que se me permitiera incursionar en el arte de las apariciones bimestrales.

Vanesa Pafundo