ODRADEK.COM.AR

DOMICILIO DESCONOCIDO

Buscar: Ingreso de usuarios registrados en RespodoTodo
 

Número 12

Cartas de Lectores

Estimado Señor Director de Odradek: la reseña publicada acerca de la presentación del libro de Ismael del Barco Fuentes titulado Manual de Coprograflia: Conocimiento y Predicciones, firmada por el respetado Roberto Gárriz, que asienta su fama en el insustituible Compendio de hagiografías del medioevo uruguayo, movió mi interés, siempre insomne, de coleccionista e investigadora del tema.

Presta a incorporar una bibliografía actualizada en torno de la cuestión abordada por el citado autor y obsesivamente por mí explorada, adquirí el volumen de mentas.

Grande ha sido mi sorpresa - circunstancia que ha motorizado estas líneas- puesto que al revisar atentamente la obra descubrí con ínclita indignación que es una copia literal del volumen III de The Anglo-American Cyclopedia (New York, 1917) dedicado íntegramente al tópico de “Inquisiciones sobre excrementos orgánicos”, firmado por Herbert Ashe.

Como Usted imaginará, de mis labios partió una colorida onomatopeya que me animo a traducir en los siguientes términos: ¡Los espejos y la paternidad son abominables! Mi sentimiento fue abordado por un pintoresco tropel de brumas, día tras día somos atropellados por acopiadores de restos intertextuales dignos de figurar en la nómina de personal de esas empresas que llevan por nombre anagramas tan vulgares como Bolivia Desconstrucciones.

No nos dejemos sorprender, tengamos la mirada atenta y el espíritu reclinado. Quisiera cerrar esta sentida misiva con una recomendación para todos aquellos lectores de esa prestigiosa publicación que fatigan atlas, catálogos, enciclopedias, anuarios de sociedades secretas, memorias de viajeros e historiadores, en busca de informaciones acerca de las técnicas más aggiornadas de detección de heces: ¡amigos no se dejan encandilar! examinen ponde¬radamente los folders y brochures de todas las prestigiosas editoriales que ofrecen con grandes titulares las obras más valiosas de sus fondos de comercio, allí se ocultan -donde ocultar un elefante sino entre otros elefantes-los textos mejor datados sobre el asunto de nuestro interés.

Una, que ha dedicado toda su existencia al noble sacerdocio de la docencia, aun se sorprende de que algunas ediciones publicitadas como novelas, sean verdaderamente tratados encubiertos, ese es el caso de La gesta del marrón (rica metáfora colorista de nuestro objeto de estudio) del finísimo poeta y obvio pensador Cuadros Agunis, maior preboste de los rastreadores de mierda, que algunos iniciados sopesan como el magistral pater faber de la prosa caprosofal.

No ocultaré, por cierto, que al despedirme de Usted me recorre un incunable escalofrío y una sensación abismada, casi saturnal, de deposiciones perdidas. Adelma Bedoglio, Educadora

Lector